Debido a su esquema y practicidad, este modelo puede ser justo el tipo de negocio que un emprendedor está buscando.

La franquicia puede ser definida de una manera muy sencilla como la colaboración que se da mediante una persona (franquiciador) que cede a otra (franquiciado) el uso de una marca, objeto o conocimiento mediante el pago de una retribución llamada regalías, para así realizar un negocio correctamente. En otras palabras el dueño de una marca presta o renta su producto para tener una mayor alcance; este modelo de negocio es tan común que se ve todos los días en nuestro entorno, por ejemplo la mayor parte de los restaurante o cadenas de comida rápida se componen de franquicias.


A diferencia de otros tipos de negocios la franquicia o know how (nombre con el cual se le conoce en diferentes países) resulta ser siempre una apuesta segura, ya que dentro de su procedimiento el franquiciado recibe la capacitación y el material de la marca para así poder llevar a cabo su negocio.

Sin embargo y a pesar de la facilidad con la que se pueden llegar a manejar las franquicias, usted emprendedor debe de tomar ciertos puntos a considerar para que pueda disfrutar el máximo beneficio.

 
 
 
Dichos puntos se los enumero a continuación:

1.- Elija la franquicia adecuada para sus habilidades:
Como mencionábamos anteriormente, las franquicias son muy comunes al hablar de negocios, motivo por el cual existen muchos tipo diferentes. Por eso es de vital importancia que se realice una investigación detallada no solo de los tipos de franquicias existentes, si no también de los aspectos que con llevan cada uno de ellos.

Imaginemos que usted emprendedor es una persona que tiene una gran relación con los niños ya que es madre de familia, entonces lo más apropiado sería buscar una franquicia con una dinámica o un entorno infantil o familiar; o si usted es creativo, puede buscar algo que se encuentre más inclinado al mundo del arte o entretenimiento.

2.- Tome en cuenta su experiencia.
Si es una persona que tiene ya experiencia laboral, es importante tomarla a consideración de la manera más sincera posible.

Piense si existe ese trabajo que no desempeño de la mejor manera porque le resultaba muy complicado o poco motivador, entonces debería tratar de evitar que su franquicia sea de una actividad similar.

Lee también: Lego entra al juego de las licencias y franquicias

3.- Capital de inversión.
Una vez teniendo bien definido lo señalado en el punto anterior es importante considerar que tú, futuro emprendedor tendrás que contar con una solvencia económica que te permita materializar el proyecto. Según estudios de expertos en el tema de franquicias, se necesita contar con el 40% (como mínimo) del total del capital necesario para empezar el negocio.

No se desanime si no tiene años ahorrando, ya que dentro de las franquicias existe una división de tipo que se pueden ajustar aun mas a usted como por ejemplo:

– Franquicia a tiempo parcial: en este modelo como su nombre lo dice no es necesario que dedique el 100% de su día. Puede incluso llegar a adaptarlo a sus horarios laborales.

– Franquicia desde casa: no todas las franquicias requieren forzosamente un local comercial, si usted realiza la investigación que mencionamos en puntos anteriores podrá encontrar aquellas oportunidades de trabajo desde casa.

– Franquicias Online: una de las mas recurridas por los emprendedor debido a que su principal herramienta en su computadora y una conexión de internet. Puede ser más económico que la franquicia tradicional ya que se puede trabajar prácticamente desde cualquier lugar.

Ahora bien, si es cierto que las franquicias pueden resultar un modelo atractivo, no debe de apresurarse para poder formalizarla, es importante explorar todas las posibilidades para que no se vean implicados altos intereses. Incluso es recomendable acercarse a personas que ya cuenten con experiencia en este ámbito.

Para que así si el día de mañana usted emprendedor decide comenzar en este modelo de negocio tenga el mayor beneficio posible.