El panadero francés planea incursionar en nuevas ciudades del país y aterrizar en España de la mano de su franquiciatario mexicano.