Imprimir

De acuerdo con la consultora Gallástegui Armella Franquicias, se cumplen dos décadas que las franquicias mexicanas comenzaron a abrirse paso en el extranjero.

“En México las primeras franquicias extranjeras llegaron a finales de los 80; en los 90 se creó una enorme cantidad de nacionales, y en la primera década de este siglo comenzaron a salir las primeras mexicanas al exterior”, dijo Juan Manuel Gallástegui, CEO de la consultora.

Hay un universo de mil 300 franquicias en México, de esas el 85 por ciento son nacionales, un estimado de mil 105; al momento unas 50 exploran el mercado extranjero, indicó Ramón Egaña, director general de la Asociación Mexicana de Franquicias (AMF).

“El área de crecimiento natural son Centroamérica y los países del norte de Sudamérica, porque se pueden encontrar mercados vírgenes en los que pueden llegar a innovar, liquidez y similitudes culturales”, apuntó Gallástegui.

Los tacos de El Fogoncito fueron los primeros en exportar. Iniciaron hace 20 años en Costa Rica, e incluso llegaron a China para los Juegos Olímpicos de 2008. Hoy tienen operaciones en Brasil, Bolivia, Costa Rica, Honduras y Nicaragua.

Otras franquicias que se expandieron al extranjero son BusinessKids, Cervecería del Barrio, Green Clean y Todo para sus Pies.

BusinessKids
Desde hace cinco años BusinessKids inició su internacionalización para ser una guía y ayudarles a los niños a enfocar sus cualidades, ideas y objetivos para emprender.

Ser una empresa mexicana nunca había sido un problema hasta que recientemente en el Líbano les preguntaron si se podía ocultar esto.

“En Líbano los socios por sus regulaciones nos dijeron que no querían que se supiera que es mexicana, se le venderá desde la subsidiaria de EU, pero definitivamente no se ocultará el origen. No le hemos vendido y se está todavía en negociaciones”, dijo Maricarmen Cabrera, directora general de la empresa educativa.

Actualmente operan 87 centros de emprendimiento a nivel mundial en mercados como Costa Rica, Guatemala, España, Estados Unidos, Costa de Marfil, Irlanda, y están en proceso operar en India y China.

La franquicia tiene un costo promedio de 15 mil dólares con un retorno de inversión de 12 meses.

Cervecería del Barrio
Desde hace un año el coyote de la Cervecería del Barrio inició la exploración en el extranjero en Miami, Florida, donde actualmente cuentan con dos sucursales.

“Ya teníamos la infraestructura con el socio, eso nos garantizaba que no llegábamos a ciegas, queremos enfocarnos ahorita en crecer en Miami y tal vez hacia adelante otras ciudades de la zona. También hemos analizado Europa, en específico Madrid”, reveló Benito Hernández, director de operaciones de la firma.

Los retos han sido que la economía estadounidense no pasa por su mejor momento, y la tropicalización de la carta, pues allá no están acostumbrados a comer cosas crudas.

Todavía se encuentran en análisis del proyecto para definir los planes y estructura, puesto que la inversión de la primera sucursal fue de 2 millones de dólares y la segunda por 500 mil dólares, declaró Hernández.

Green Clean
La tintorería tiene 10 años de operar en México y ya ‘lava’ en Colombia, Perú, Honduras y Nicaragua, además de que prepara la entrada en 2020 a Guatemala y Panamá.

“Si bien existen competidores, somos la única que trabaja con un método que utiliza un solvente biodegradable de silicón líquido, el beneficio es que las prendas duran más tiempo y quedan más suaves”, explicó Óscar Escalante, director general de la empresa.

Los franquiciatarios de Green Clean, al usar el método de silicón líquido gastan hasta 15 por ciento menos agua y consiguen ahorros del 25 por ciento en el uso de energía eléctrica..

En el corto plazo la firma tiene en la mira los mercados de Brasil y Chile.

El costo de la franquicia es de 150 mil dólares, con un retorno de inversión de dos a tres años.

Todo para sus Pies
Hace 15 años Todo para sus Pies ‘anda’ en Centroamérica, cuenta con 10 sucursales en Guatemala, Colombia, Panamá y Costa Rica.

El objetivo a corto plazo es crecer cinco sucursales al año en el extranjero, con la técnica dry professional pedicure, que consiste en un diagnóstico y tratamiento personificado.

“Hemos logrado generar la cultura del cuidado de pies y eso lo fortalecemos con una oferta de precios que se ajusta a los bolsillos. América del Norte y Central son grandes mercados”, dijo José Ignacio García, director general de la empresa. La franquicia vale un millón 300 mil pesos, con un retorno de inversión de un año.

Visto: 80