Las adudiencias provinciales y el Supremo dictaron 57 sentencias en 2018

; El sistema de franquicias ha registrado una media de litigios del 0,09% entre 2010 y 2018, según se desprende de la tercera edición del 'Observatorio Jurisprudencia de Franquicias en España', elaborado por el comité de expertos jurídicos de la Asociación Española de Franquiciadores (AEF).  

En concreto, el estudio muestra que en el periodo 2010-2018 se han dictado un total de 388 sentencias: 379 en audiencias provinciales y nueve en el Tribunal Supremo. Del total de estas sentencias, 46 se produjeron en 2010, 44 en 2011, 41 en 2012, 45 en 2013, 45 en 2014, 33 en 2015, 39 en 2016, 39 en 2017, y 57 en el pasado 2018. Las sentencias dictadas en estos nueve ejercicios demuestran que el grado de litigiosidad media se mantiene estable y ciertamente bajo, siendo el porcentaje medio del 0,09%, en relación con el número de establecimientos abiertos al público en régimen de franquicia en España en los años analizados.

"Es un sector en el que no hay tanta conflictividad, y cuando la hay se resuelve por vía extrajudicial, mediante la mediación o el arbitraje", ha aclarado Jordi Ruiz de Villa, presidente del Comité de Expertos Jurídicos de la AEF. El estudio subraya que los sectores que presentan una mayor litigiosidad son los de hostelería y restauración, con un total de 50 procedimientos, seguidos por la moda, con 42, y servicios financieros con 30 procedimientos, una actividad de la que provienen el 7,91% de los litigios. "Es un sector al que le afectó especialmente la crisis económica", ha explicado Ruiz de Villa.

Dos de cada tres sentencias son favorables al franquiciador Además, el informe señala que el 62,26% de los procedimientos han sido instados por el franquiciador y el 37,74% restante por los franquiciados, al tiempo que el porcentaje medio de resoluciones favorables al franquiciador es del 66,75%. Respecto a los principales motivos de conflicto entre franquiciador y franquiciado, han identificado seis como la nulidad del contrato de franquicia por vicios en el consentimiento del franquiciado o por falta de objeto del mismo, así como el incumplimiento del franquiciado por impago de 'royalties', por vulneración de la cláusula de no competencia poscontractual, por comercialización de productos o de proveedores no autorizados y por no prestar asistencia técnica. La presidenta de la AEF, Luisa Masuet, ha señalado que si en los estudios de 2017 y 2018 el grado de litigiosidad media fue del 0,08%, en esta tercera, que es del 0,09%, refrenda que el "sistema de franquicias sigue siendo poco conflictivo". "Cuando hay un conflicto, lo que quieren tanto los franquiciadores como los franquiciados es buscar soluciones", ha insistido Masuet.

El Observatorio también concreta que las audiencias provinciales han fallado en 379 ocasiones sobre aspectos relacionados con el contrato de franquicia, constatándose una tendencia a la disminución de las resoluciones a partir del año 2014, con un repunte en 2018. De esas 379 sentencias, 236 (el 62,26%) fueron instadas por el franquiciador y 143 por franquiciados (el 37,73%). Y de esa cantidad de 379 sentencias totales, 253 se resolvieron a favor del franquiciador (el 66,75%) y las 126 restantes (el 33,24%) fueron favorables a los franquiciados. Respecto a las resoluciones dictaminadas en el Tribunal Supremo entre 2010 y 2018, en 2010 se registró una sentencia; ninguna en 2011; cinco en 2012; ninguna en 2013; una en 2014; ninguna en los años 2015 y 2016; una en 2017 y en 2018.

"Los porcentajes que ofrece este Observatorio dan mucha confianza a todos aquellos emprendedores que o bien quieren franquiciar sus negocios o bien se plantean convertirse en franquiciados" "El hecho de que los porcentajes que ofrece este Observatorio sean tan positivos, en cuanto a los pocos litigios que se registran en el sistema de franquicias, incluso después de haber analizado nueve años, da mucha confianza a todos aquellos emprendedores que o bien quieren franquiciar sus negocios o bien se plantean convertirse en franquiciados", ha explicado el director ejecutivo de la AEF, Eduardo Abadía.