Agremiados de la Asociación Mexicana de Cadenas Hoteleras (ANCH), presidida por Braulio Arsuaga, aseguran que durante lo que va de este año, las tarifas eléctricas de sus propiedades se incrementaron hasta 70 por ciento.

 “En un estado de resultados de los hoteles, lo que más pesa son los gastos de agua, luz y nómina. En lo que va del año, los agremiados de la ANCH presentan un aumento de hasta el 70 por ciento en el costo de la energía eléctrica”, dijo Arsuaga.

El alza en el suministro de energía eléctrica, a cargo de CFE, apretó aún más los márgenes operativos de las hoteleras, las cuales sufren una caída promedio del 18 por ciento en sus flujos operativos, derivado de una menor ocupación en los primeros ocho meses del año.

El presidente de la ANCH, agrupación que concentra 132 mil habitaciones de 27 cadenas de hospedaje, dijo que los empresarios no podrán comprar energía eléctrica a particulares debido al retraso en la instalación de la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

“Se nos había autorizado comenzar a comprar electricidad a terceros, sin embargo, se tardó en instalarse la CRE, por lo que este año no será posible adquirir energía eléctrica a privados”, comentó Arsuaga, como reveló elfinanciero.

Empresas como Hoteles City Express decidieron migrar a un suministro ‘verde’ de energía y esta cadena comenzará a producir su propia energía para abastecer a 92 de sus propiedades en el país. “Seremos los productores, en 92 propiedades, del 96 por ciento de la energía y eso nos va a permitir que la huella de carbono pueda ser borrada en la misma proporción”, refirió recientemente Luis Barrios, presidente de Hoteles City Express.