En México había una situación muy incierta, los empresarios detuvieron sus inversiones, ahora tenemos un dólar estable, una baja inflación, controlada, esto devuelve la confianza para invertir, afirmó el empresario Francisco Lobato Galindo.

Indicó que la meta es crecer hasta en un 15 por ciento en materia de inversiones, “la polarización de la sociedad, el hecho de que se asustara la gente de que íbamos a ser Venezuela pospuso muchas decisiones de muchos inversionistas, por esos crecimos poco”.

Eso, comentó, ya se desvaneció, la iniciativa privada sigue operando con normalidad, hay una estabilidad cambiaria, lo que es un indicador fundamental, tenemos la inflación más baja de los últimos cinco años, vemos el retorno de la confianza de los inversionistas.

Esperamos un rebote positivo para este 2020 y poder crecer por lo menos al 12 por ciento, que podría ser mayor si se echan a andar lo motores primarios de la economía, si arrancan las obras de infraestructura como el tren maya, los proyectos carreteros, la refinería, entre otros, esto inyectaría dinero a la economía y podríamos crecer más, señaló.

Comentó que por parte del pequeño empresario se ve mucha tranquilidad y confianza por la forma como están haciendo las cosas a nivel nacional, por parte del gobierno del estado vemos que está volcado al tema de a seguridad, también nos regresa la confianza para invertir en la entidad, principalmente en Puebla capital y la zona metropolitana.