Distintas empresas con presencia en México han experimentado diversos cambios y retos a lo largo de su historia, sin embargo, como consecuencia de la modernización del país muchas de éstas desaparecieron o fueron compradas por otras más grandes ante su falta de capacidad para innovar o adaptarse

Los mexicanos visitan franquicias todos los días sin saberlo. Sus idas al cine, a estaciones de gas, estéticas o distintos lugares para comer son algunos de los negocios que forman parte de este esquema y además contribuyen a un sector que lleva 30 años de existir en el país, pero del que no todos los que formaron parte corrieron con buena suerte.

Una de las mayores ventajas que ofrecen las franquicias es que aproximadamente 85 por ciento de los negocios que operan bajo este esquema tienen probabilidades de sobrevivir más de cinco años

Al mirar hacia el pasado destacan los nombres de Videocentro, Burger Boy, El Taconazo Popis, Hermanos Vázquez, Helados Bing y Calzado Canadá, marcas que tienen algo en común: desaparecieron del mercado mexicano, fueron absorbidas por otras más grandes o, en el menor de los casos, supieron adaptarse a las necesidades de la población.

Para muchas personas todavía es nostálgico recordar que antes de Netflix existió un lugar en donde acudían a rentar películas por algunos días o se reunían con sus amigos en un establecimiento debajo de una marquesina rosa con blanco a degustar un helado.

El tiempo ha cambiado el formato de las franquicias, pero en el fondo se mantiene igual que hace décadas, ya que se ofrecen los mismos productos y servicios, pero con diferentes nombres.

Una de las mayores ventajas que ofrece este sector es que aproximadamente 85 por ciento de los negocios que operan bajo este esquema tienen probabilidades de sobrevivir más de cinco años, siempre y cuando se cumplan con los lineamientos establecidos, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Franquicias (AMF).

Aun con este panorama el desafío es grande para los franquiciantes y franquiciatarios, pues el sector tiene margen para continuar con su expansión.

En la actualidad operan en el país más de 900 marcas que dan empleo a más de 900 mil personas a nivel nacional y se espera que en los próximos meses se llegue al millón de puestos laborales directos

Los mexicanos visitan franquicias todos los días sin saberlo. Sus idas al cine, a estaciones de gas, estéticas o distintos lugares para comer son algunos de los negocios que forman parte de este esquema y además contribuyen a un sector que lleva 30 años de existir en el país, pero del que no todos los que formaron parte corrieron con buena suerte.

 

Una de las mayores ventajas que ofrecen las franquicias es que aproximadamente 85 por ciento de los negocios que operan bajo este esquema tienen probabilidades de sobrevivir más de cinco años

 
 

Al mirar hacia el pasado destacan los nombres de Videocentro, Burger Boy, El Taconazo Popis, Hermanos Vázquez, Helados Bing y Calzado Canadá, marcas que tienen algo en común: desaparecieron del mercado mexicano, fueron absorbidas por otras más grandes o, en el menor de los casos, supieron adaptarse a las necesidades de la población.

Para muchas personas todavía es nostálgico recordar que antes de Netflix existió un lugar en donde acudían a rentar películas por algunos días o se reunían con sus amigos en un establecimiento debajo de una marquesina rosa con blanco a degustar un helado.

El tiempo ha cambiado el formato de las franquicias, pero en el fondo se mantiene igual que hace décadas, ya que se ofrecen los mismos productos y servicios, pero con diferentes nombres.

Una de las mayores ventajas que ofrece este sector es que aproximadamente 85 por ciento de los negocios que operan bajo este esquema tienen probabilidades de sobrevivir más de cinco años, siempre y cuando se cumplan con los lineamientos establecidos, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Franquicias (AMF).

Aun con este panorama el desafío es grande para los franquiciantes y franquiciatarios, pues el sector tiene margen para continuar con su expansión.

En la actualidad operan en el país más de 900 marcas que dan empleo a más de 900 mil personas a nivel nacional y se espera que en los próximos meses se llegue al millón de puestos laborales directos

“En estos vientos de democratización de conducta en la sociedad la franquicia no es la excepción, porque antes se creía que el sector era solo para grandes apellidos, pero hoy cualquiera puede invertir, aunque en unos años ocurrirá una depuración de marcas y solo las más fuertes sobrevivirán”.

A pesar de que grandes marcas desaparecieron por falta de una mejor estrategia de negocios, en la actualidad existen varias franquicias mexicanas que están dando la cara por el sector a nivel nacional e internacional

FALSOS PROFETAS DE LAS FRANQUICIAS
El sector de las franquicias conoce muy bien la palabra evolución. Ahora, una de las alternativas a las que han migrado los inversionistas es al modelo de crowdfunding para abrir nuevas sucursales desde 5 mil pesos.

Julio Beleki, presidente de la Asociación Mexicana de Franquicias, explica que en la actualidad existen alternativas enfocadas al esquema del fondeo colectivo de cara a un panorama económico cada vez más complicado.

Sin embargo, el mayor desafío al que se enfrentan los franquiciantes y franquiciatarios que operan al pie de la letra es que deben competir con negocios que, en algunos casos, solo son un software y al final sus acciones afectan a todo el sector.

De unos años a la fecha hemos visto un incremento en las plataformas que recurren al sistema de crowdfunding, pero no cuentan con todos los lineamientos para operar y tampoco respetan la ley. El problema no está en que lleguen más jugadores, al contrario, esto nutre a la industria, pero no cuando solo venden franquicias falsas o sin futuro

- Julio Beleki

Presidente de la Asociación Mexicana de Franquicias

EL RETO DE EVOLUCIONAR PARA LAS FRANQUICIAS
En el ecosistema de las franquicias se aplica la ley del más fuerte. Sobreviven quienes las manejan correctamente y se mantienen vigentes.

Un buen ejemplo de una marca que supo evolucionar con el paso de las generaciones fue Domino’s, conocida por ser la líder mundial en entrega de pizzas a domicilioA la fecha cuenta con 17 mil unidades en 73 países y en el territorio nacional tiene presencia en los 32 estados de la República con casi 800 unidades.

Aicha Bascaro, presidenta de la Academia Americana de Franquicias, manifiesta que una de las mayores ventajas es que las personas tienen la oportunidad de comprar la mitad del trabajo porque el mismo sistema les permite tener buenos resultados, aunque hay otro factor dentro de la ecuación.

“Aquellos franquiciantes que quieran tener éxito en el largo plazo como las grandes marcas deben invertir tiempo y dinero en la creación de esquemas disciplinados para poder duplicar la marca dentro y fuera de su país de operación. Ser un empresario requiere de muchas habilidades”, asegura Bascaro.

TRABAJAR JUNTOS
A pesar de la inseguridad y de la falta de profesionalización México es un nicho muy importante para marcas españolas, colombianas y brasileñas, entre otras.

Con el paso del tiempo las franquicias mexicanas han afianzado su presencia en todo el mundo y eso ayudará a profesionalizar mucho más al sector en el país durante los siguientes años.

Sin embargo, la desaceleración económica por la que atraviesa México es una amenaza para esta expansión, sobre todo porque en el actual gobierno no se cuentan con los mecanismos suficientes para respaldar a los franquiciantes y franquiciatarios.

Con el paso del tiempo los franquiciantes y franquiciatarios tuvieron que adaptarse a las necesidades de los consumidores con el objetivo de no quedarse rezagados y morir en el camino

Durante los gobiernos anteriores existió el Programa Nacional de Franquicias (PNF), el cual estaba dirigido a emprendedores y empresarios que deseaban iniciar un nuevo negocio.

Este proyecto era parte de la Secretaría de Economía, pero con la llegada de la cuarta transformación el programa dejó de existir y los participantes de la industria se quedaron en el limbo, ya que otros apoyos que recibían por parte del Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem) también desaparecieron.