Fueron siete proyectos de franquicias en Cancún las que se vieron frenados por la contingencia sanitaria por el covid-19, informó el asesor de la mesa directiva de la Asociación de Franquicias del Sureste, Gustavo Cosío

Villegas, lo que se traduce en pérdidas de alrededor de 50 millones de pesos al año por cuestiones expansión comercial de tales marcas.
Compartió que las franquicias como modelo de negocio son uno de los esquemas comerciales más difundidos y con mayor expansión a nivel mundial en los últimos tiempos, pues tienen varias ventajas como reducción de riesgos e incertidumbre al ser propietario de un negocio acreditado con resultados probados, obtención y acceso a experiencia y tecnología, formación y capacitación inicial además de asistencia y soporte continuo, acceso a herramientas, programas de marketing y publicidad, sistemas administrativos, de control y evaluación.
Dijo que entre los giros de franquicias que más predominan en Quintana Roo están las agencias inmobiliarias, computación e informática, consultoría, deportes distribución y venta, comida rápida, hogar y textil, enseñanza, lavanderías, marketing y publicidad, moda y ropa, peluquerías, restaurantes, salud y belleza seguridad, servicios de limpieza y servicios financieros.